La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

10 ACTITUDES PARA INSPIRAR A TUS COLABORADORES

Queridos amigos del blog!!!

Gracias por entrar una semana más a este blog de crecimiento personal y profesional. Solo desde el crecimiento y la evolución podremos conseguir ser nuestra mejor versión. Creo que todos estamos de acuerdo en que debemos intentar aportar el máximo, tanto por nosotros mismos como por las demás personas.

Hoy vamos a hablar de la importancia de inspirar a los demás. La inspiración de los demás en el ámbito laboral más que una virtud se ha convertido en una necesidad. En el ámbito de los RR.HH, existe en estos momentos un cambio radical con respecto a la oferta y la demanda. Hace algunos años era la empresa la que controlaba estos dos importantísimos conceptos. Hoy en día no los controla, sino que los sufre.

Voy a intentar explicarme con respecto a esta reflexión. La oferta ha cambiado, los candidatos a un puesto son muchísimos y muy preparados. Por decirlo de alguna forma, la oferta, los posibles candidatos a un puesto en una empresa han hecho los deberes, grados universitarios, masters, bilingües como mínimo, etc… Pero ¿y los encargados de la demanda?, ¿han hecho sus deberes también? Estas generaciones tienen distintos valores, distintas necesidades y o las empresas se amoldan a sus deseos o tendrán verdaderas dificultades para consolidar plantillas.

Por decirlo de forma clara, antes eran las empresas las que elegían a los candidatos, pero ahora son los candidatos los que eligen a las empresas. Todo lo que no sea comprender y aceptar esto es engañarse.

O te conviertes en una empresa atractiva o serás una empresa con continua rotación de plantilla, en donde siempre incorporan personal sin experiencia y en donde este personal una vez que aprende se va a otra empresa que le satisfaga en todos aquellos aspectos que hasta ahora no se le satisfizo.

Creo que debemos de darnos cuenta de que la vida y las necesidades de las personas y las empresas han cambiado. Antiguamente el empleado insatisfecho se quejaba, ahora el empleado insatisfecho se va.

Para fidelizar el talento se necesitan imponer una cultura empresarial con valores que permitan esa fidelización. Pero se necesitan también mandos que sean capaces de inspirar a sus colaboradores a que se queden en un proyecto que les permita la realización personal y profesional.

Una de las piezas fundamentales de la fidelización del empleado está en la figura del jefe o de cómo se pretende inculcar por las empresas del líder, por desgracia en las empresas encontramos esto aún más como eslogan publicitario que, como hechos consumados, de un líder de verdad que inspira a sus colaboradores para tenerlos enfocados en los intereses del propio grupo y de la empresa.

Por eso, hoy vamos a hablar de 10 actitudes que te ayudarán a inspirar a tus colaboradores.

1. Sea positivo.

La primera actitud es la de ser positivo. Siempre es importante mantener una actitud positiva y motivar a los demás a ver el lado positivo de las cosas. En el día a día en el trabajo van a surgir muchos problemas, en ese momento debes de tomar consciencia de cuál es tu enfoque ante ese problema. Puedes elegir entre dos enfoques. O enfocas en el problema o enfocas en la solución. Los malos jefes solo enfocan en el problema, además su actitud narcisista les empuja a que enfoquen en el problema como forma de echar culpas a los demás y no de asumir responsabilidades. En su cabeza está… “son unos inútiles y menos mal que estoy yo aquí que soy imprescindible para que esto no se vaya a pique”.

Mantén una actitud positiva con tus colaboradores y de alguna forma les podrás eximir de lo que más les va a limitar que es el miedo a fallar.

2. Dales el crédito debido.

La segunda actitud a tener en cuenta es la de darles el crédito debido. Asegúrate de felicitar y reconocer a otros por el trabajo que hacen. Los malos jefes solo regañan. Nunca felicitan.

Este es un error muy común. Es una torpeza enorme por parte de los que dirigen un equipo de colaboradores solo focalizar en los fallos y no felicitar por los aciertos. Durante el desempeño de los trabajos siempre hay aciertos y fallos, por tanto, seamos ecuánimes en nuestras exposiciones y no solo ejecutemos los reproches, también hay aciertos por los que deberíamos de felicitar e incluso premiar.

¡Ah! Una máxima en esto. Los reproches hazlos en privado y las felicitaciones hazlas en público.

3. Comparta conocimiento y experiencias.

La tercera actitud es las de compartir conocimientos y experiencias. Si estas en la posición en la que tienes que liderar un equipo, con toda seguridad habrás llegado a ese puesto por tus conocimientos y por tu experiencia. Pues bien es el momento de compartirla.

Si compartes tu conocimiento y tu experiencia esto ayudará a tu equipo a mejorar sus habilidades y capacidades. Ellos van a crecer, pero tú y tu empresa también. Si aportas valor a tus colaboradores ellos también te aportarán valor a ti. Y lo más importante esto ayudará a inspirar a tus colaboradores a querer seguir siendo parte del equipo.

4. Establezca metas.

La cuarta acción que debes acometer es la de establecer metas. Debes de ayudar a los demás a establecer metas realistas y alcanzables para conseguir sus objetivos. Si las personas no tenemos una meta o un objetivo en el horizonte difícilmente mantendremos un ritmo, una dedicación constante y acorde a lo que necesitamos.

Las personas necesitamos saber, el “por qué” y el “para qué” hacemos lo que hacemos.

5. Aprende de los demás.

La quinta actitud necesaria para inspirar es la de querer aprender de los demás. Necesitas crear una relación en la que exista una puesta en común de los conocimientos. Si haces esto estarás creando una sociedad de retroalimentación donde todos aportan y todos aprenden.

Si consigues inculcar el hoy por ti y mañana por mí, estarás creando un vínculo entre todos los miembros del equipo que les permitirá sentirse necesarios y útiles al objetivo común.

6. Establece un buen ejemplo.

La sexta actitud ineludible es la de predicar con el ejemplo. No podemos exigir cosas a nuestros colaboradores que nosotros mismos no cumplimos. Como líder inspirador de tu equipo debes de mostrar a los demás cómo deben comportarse y actuar para lograr el éxito. Pero no olvides que tu debes de ser el primero en cumplir aquello que exiges.

El dar ejemplo no solo es en el mundo empresarial, también es en la vida en general, por ejemplo podemos educar a nuestros hijos en unos valores determinados, si no mostramos con nuestra actitud y nuestros hechos esos valores en todo lo que hacemos.

7. Ofrece ayuda.

La séptima actitud que debes de tener con tus colaboradores es la de prestar ayuda. El principal valor de un líder es el de servir a los demás. Todo lo contrario de los malos líderes o jefes que pervierten esta idea y son ellos los que se sirven de ti.

Siempre debes estar dispuesto a ofrecer ayuda y consejos a los demás. Esto les demostrará que estás interesado en su éxito. Esto también les demostrará que te importan como personas.

Liderazgo es servir, servir y servir.

8. Escucha a los demás.

La octava actitud necesaria es la de escuchar a los demás. Escuchar con atención y comprender a los demás es la mejor forma de que se sientan respetados y valorados.

En esta escucha activa es importante realizarla con el ánimo de entender a la otra persona y no simplemente con el ánimo de responder a esta. A veces no somos conscientes del bien que hacemos a las demás personas con simplemente escucharlas.

9. Alienta la creatividad.

La novena actitud que se debe de fomentar es la de alentar la creatividad y la innovación. Hacer esto es la mejor forma de ayudar a los demás a desarrollar sus habilidades y su potencial.

No hay cosa más fructífera que otorgar a los demás un grado de autonomía que permita ser creativos. El fallo de muchos jefes es contratar a los mejores trabajadores para decirles lo que tienen que hacer. Si quieres que tus trabajadores solo cumplan ordenes, entonces no necesitas contratar a los mejores, solo necesitas a trabajadores disciplinados y obedientes.

Eso sí, debes tener en cuenta que tu empresa solo evolucionará lo que sea capaz de evolucionar tus directrices. Mi experiencia en estos casos es que la evolución y el crecimiento en esa empresa será mediocre o directamente nula.

10. Crea un ambiente de apoyo.

La décima y ultima actitud que destaqué y que creo que debes de aplicar es la de establecer un ambiente de apoyo y colaboración entre los miembros de tu equipo. Esto va a permitir la motivación de los demás miembros del equipo a trabajar juntos y cooperar para alcanzar los objetivos marcados.

Es importante saber crear un buen ambiente. Pasamos más tiempo en el trabajo que con la familia. De ahí que sea vital el “cómo” sea la convivencia entre todos los miembros. Quizás no lleguen a ser íntimos amigos, pero sí debe de imperar el respeto y la justicia.

Queridos amigos del blog!!!

Hoy en día es una obligación inspirar a nuestros colaboradores. Si no lo hacemos se marcharán a otras empresas donde sí lo hagan. Pero puede ser aún peor que no les inspires y que se queden. Habrás conseguido así un trabajador sin compromiso, sin propósito, sin actitud y con bajo rendimiento. Como en tantas cosas de la vida necesitamos el equilibrio perfecto, ya que es tan malo que no los inspiremos y se vayan, como que no les inspiremos y se queden.

Toma conciencia de estas 10 actitudes que hemos destacado en el día de hoy y seguro que tendrás así las mejores herramientas para inspirar a tus colaboradores.

Feliz semana!!!