La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

3 HÁBITOS NOCTURNOS QUE CAMBIARÁN TU VIDA

Queridos amigos del blog!!!

Muchas gracias por entrar a un nuevo post de este blog de crecimiento personal y profesional. Después de varias semanas con post relacionados principalmente en el plano profesional, hoy vamos a enfocarnos en el plano personal.

Tanto el plano personal como el profesional están directamente relacionados. Somos personas y es inevitable que lo personal nos afecte en lo profesional y lo profesional en lo personal.

Hoy vamos a hablar de 3 hábitos que de realizarlos a diario os aseguro que puede transformar vuestra vida. Puede transformarla porque como hemos dicho en este espacio de internet muchas veces, el resultado de nuestra vida depende de cómo la enfoquemos.

Nuestra mente por defecto, en función de nuestras creencias y de nuestra experiencia tiene un enfoque con respecto a la vida y a lo que nos ocurre en ella. Por eso, estos 3 hábitos que os muestro hoy pueden reprogramar tu mente para que enfoquemos la vida desde una perspectiva más favorable, una perspectiva que nos puede hacer más exitosos y por supuesto más felices.

Desde el poder de los hábitos está el conseguir de forma inconsciente que realicemos aquello a lo que los hábitos nos han acostumbrado. Podemos conseguir realizar de forma inconsciente una tarea que hemos introducido como hábito en nuestra rutina, pero también podemos conseguir realizar de forma inconsciente una forma de pensar y por tanto de enfocar e interpretar la vida.

Los 3 hábitos que te muestro hoy y que te pido que realices cada noche te puede costar realizarlos una media de diez minutos. Querido amigo, diez minutos se pierden en cualquier tontería, por eso quisiera que probases a realizarlos. Te aseguro que te serán de gran ayuda.

Justo al meterte a la cama cada noche y antes de iniciar el sueño es el momento idóneo para realizar estos tres hábitos. Estos 10 minutos previos al sueño de no hacer los 3 hábitos los perderás en cualquier otro pensamiento poco o nada fructífero, por tanto creo que es el mejor momento. Yo lo hago así.

Estos 3 hábitos a los que hago referencia son;

 

Reflexión sobre el reto más importante del día y que he aprendido de él.

El primer hábito que quiero que realices es el de enfocar sobre el reto más importante del día y que has aprendido de él. Se trata de rememorar y destacar de cada reto, de cada acción importante díaria, que logro he conseguido y que he aprendido de dicho reto.

El reflexionar sobre ese reto alcanzado es enfocar sobre un logro de ese día, da igual la dimensión del logro, en definitiva es un logro. Puede ser una simple tarea pendiente o un logro de algo en lo que llevabas mucho tiempo trabajando, puede ser haber superado una reunión importante para tus intereses o puede ser haber realizado una simple conversación con alguien incomodo.

Hay infinitos logros cada día que afrontar. Para cada persona cada logro adquiere una dimensión distinta pero se trata de un logro. Por eso te voy a pedir que selecciones un logro diario para que reflexiones sobre él. Esto te ayudará a sentir una sensación de cierta realización. En tu mente y en tu estadio emocional estarás dejando el mensaje subliminal de que tu día a merecido la pena con ese logro.

No solo te voy a pedir que reflexiones sobre el logro del día sino que también analices que has aprendido de ese logro. Quizás sea cómo has conseguido llegar hasta él, quizás sea que eres capaz de conseguirlo aunque en un principio lo considerases prácticamente imposible. Sea lo que sea, haz el ejercicio de intentar encontrar un aprendizaje de cada logro.

Detrás de cada cosa en la vida hay una enseñanza. Detrás incluso de las cosas más simples de la vida hay una enseñanza, estar atento a ella es vital para tu desarrollo.

 

Realizar 3 agradecimientos del día.

El segundo habito que te pido que realices es el de realizar 3 agradecimientos del día. Cada día 3 nuevos agradecimientos sin repetir noche tras noche.

Los primeros días te resultará muy sencillo. Quizás agradezcas tu estado de salud, tu familia, el disponer de un buen trabajo, etcétera. Pero cada día, o mejor dicho cada noche será más difícil encontrar esos 3 agradecimientos. No porque no haya nada que agradecer. Siempre hay algo que agradece, pero si porque no serán agradecimientos tan obvios y generales.

Esto te obligará a agradecer cosas mas cotidianas que antes pasabas por alto. El realizar el ejercicio de agradecer educa o reprograma tu mente para enfocar en aquellas cosas que son dignas de agradecer cada día. El beneficio colateral de este habito es nada más y nada menos, que cada día eres más feliz. Terminarás de forma inconsciente y por tanto automática enfocando en las cosa más positivas de la vida, en las cosas que son dignas de agradecer.

Piensa en esto. Las personas que agradecen son personas felices.

 

Mañana va a ser un gran día…

El último de los hábitos es el de pedirte que enfoques en cosas, acciones, momentos, que puedan hacer que tu día siguiente sea un gran día. Habrá días que tendrás cosas muy importantes que te permitan encontrar de forma rápida esa circunstancia que hace que pueda ser un gran día.

También habrá otros días que la búsqueda de esa circunstancia será menos evidente. Pero no menospreciemos las acciones ni los hechos. Da igual que sea el día que se materializa un objetivo profesional en el que llevas trabajando mucho tiempo, que sea el día que vas al dietista y corroboras que has perdido peso, o que sea el día en que tu hijo tiene la función de fin de curso o la entrega de becas…

Lo importante de esta acción es que consigues levantarte cada mañana focalizando en esa circunstancia elegida la noche anterior y que te permite pensar y sentir que hoy va a ser un gran día.

 

Queridos amigos del blog!!

Como os he comentado estos 3 hábitos te van a robar 10 minutos cada día. Diez minutos que pueden cambiar las 24 horas siguientes. Estos 3 hábitos es una manera comprobada de cambiar tu mente para que enfoque en tu crecimiento y en tu desarrollo, pero sobre todo es una buena manera de hacer que tu mente ponga el enfoque en tu felicidad. Me despido con una afirmación de mi segundo libro “Nunca olvides que la felicidad siempre está en un cambio de percepción”.

Feliz semana!!!