La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

5 características para tener en cuenta ante la llegada de la generación Z

Queridos amigos del blog!!

Gracias por acudir a una nueva entrada de este blog de crecimiento personal y profesional. Con las vidas tan ajetreadas que tenemos no es fácil tener la voluntad de dedicarle un tiempo a la lectura. Por eso te agradezco de corazón que utilices algo de tu tiempo en mi rincón de internet.

Hoy vamos a hablar de la Generación Z. La generación Z son aquella generación nacida entre 1996 y 2010. ¿Qué es lo que ocurre? Pues que los primeros de esa generación ya se están incorporando al mundo laboral y los equipos de trabajo. Personas como yo que hace unos días cumplieron el medio siglo nos encontramos como colaboradores a estos jóvenes que llegan como una generación con características muy comunes.

Esta generación, por ejemplo, es la primera en no conocer un mundo sin internet, la mayoría nacieron con una pantalla en la mano y han crecido en un mundo tecnológico. Las redes sociales, la conexión global con cualquier persona del planeta, la falta de prejuicios para relacionarse y muchas más características hacen de esta generación una generación que van a cambiar más pronto que tarde el mundo laboral.

Tengo que decir que me apasionan la gente joven, creo firmemente que se están incorporando a las empresas la juventud más preparada que jamás ha llegado. Pienso que también las empresas tienen que ponerse las pilas para estar a la altura de su employer branding y ser capaz de fidelizar el talento. Esta juventud como decía llega sin prejuicios y no tienen apego a ningún sitio donde no sean queridos.

Por tanto, sería bueno que conozcamos cuanto antes que características tienen estos colaboradores para de este modo aportarles todo lo mejor y que también así ellos puedan hacer lo mismo.

Estas personas comparten ciertas características, como:

• Son nativos digitales

Esta generación ha crecido con los avances tecnológicos a su alrededor y los usan como parte de su vida diaria. Esto significa que son muy hábiles para usar la tecnología y entienden mejor que otros grupos de edad cómo funciona el mundo digital.

Por tanto, debemos aprovechar esto para tener la mente abierta al cambio y a la digitalización de nuestras tareas, ya que estas personas lo traen de serie.

• Son multitareas

Esta generación está acostumbrada a pasar de una tarea a otra a un ritmo increíblemente rápido. Han aprendido a ser expertos en la multitarea, lo que les da una gran habilidad para abordar varios proyectos a la vez.

Por eso, debemos que tener presente que no toleran la monotonía. Sabiendo esto, hagamos de sus tareas algo más dinámico y más atractivo. De lo contrario se terminarán aburriendo y abandonando la empresa.

• Están altamente conectados

Esta generación es la más consciente de la conexión global y cómo se relaciona con el mundo que los rodea. Participan activamente en el mundo digital a través de las redes sociales y siempre están conectados a la red.

Esto los hace participativos y activos ante cualquier reto. Su gran poder es no tener reparos y estar a un clic de conectar con cualquier persona en cualquier red social. Se muestran sin complejos y sin reparos. Su espontaneidad es quizás la palanca para su también creatividad.

• Son más conscientes y sensibles ante determinados temas.

Esta generación es más consciente de la ética, más consciente del medio ambiente y cualquier tema relacionado con la justicia social. Están motivados por causas sociales y ambientales y son proactivos en la protección de sus intereses. Por eso se relacionan sin complejos y son capaces de interactuar con cualquiera.

Esta conciencia social también es parte de su aportación al equipo y a los intereses de la compañía. Eso sí, siempre que estos intereses sean acordes a sus valores.

• Son consumidores inteligentes

Esta generación es más inteligente con su dinero y busca productos que les ahorren tiempo y dinero. Son más conscientes de los precios, la calidad y la durabilidad de los productos y buscan obtener el mejor valor por su dinero. En este sentido también saben de sobra lo que aportan y lo que se les remunera. Cuando estas dos variables no están alineadas llega la insatisfacción laboral o incluso la renuncia. Como diríamos los más viejos se buscan la vida perfectamente porque manejan la información de manera excelente gracias también a la conectividad. Es esta la que les permite comparar.

Ojo este manejo excelente de flujo de información les hace saber como son otros trabajos, otras empresas, sus salarios sus condiciones, etcétera… Es por eso por lo que o somos competitivos como empresa en lo que ofrecemos a nuestros colaboradores o se terminarán marchando y la rotación de la plantilla está asegurada.

Queridos amigos del blog,

Estamos como os decía ante la llegada real a las empresas de una generación de jóvenes extraordinaria en cuanto a su preparación y su potencial. Pero también ante las exigencias. Las empresas que no estén a la altura de las mínimas expectativas que esta generación demanda se convertirán inconscientemente en la empresa formadora de unos profesionales que en cuanto adquieran experiencia se marcharán donde los valoren.

Las empresas que no sean conscientes de esto serán empresas con una rotación desmesurada y con profesionales mediocres. Los buenos en cuanto aprendan y cojan experiencia se marcharán, lo peor es que los malos que no sean atractivos en el mercado se quedarán.

Quizás con esa política algunas empresas lleguen a los números que les marcan beneficios, pero sin duda, nunca llegarán a los números que serían capaces de llegar si focalizasen en las personas.

Feliz semana!!!