La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

5 FACTORES QUE INFLUYEN EN TU ESTADO DE ÁNIMO

Queridos amigos del blog!!!

Sumamos un nuevo post con la intención de conseguir aportar herramientas y consejos para intentar conseguir ser una mejor versión de nosotros mismos. Cada semana y son ya unas cuantas, en concreto unos cuantos años, intentamos aportar valor a aquellas personas que por alguna circunstancia pueden estar necesitando mejorar algún área de su vida.

Este blog lo inicié un día de mi cumpleaños en concreto el 24 de marzo de 2017, estoy muy contento de haberlo hecho, ya que todas las cosas que aportamos aquí estoy seguro que de alguna forma puede ayudar a alguna persona.

Lo que aporto aquí es principalmente la herramientas que yo mismo he tenido que descubrir para superar mis propias limitaciones o carencias en algún aspecto de la vida. La mayoría de las cosas que aquí hablamos son experiencias tanto mías como de clientes que en algún momento tuvieron que superar alguna adversidad personal, profesional, emocional o de cualquier otro tipo.

El crecimiento personal es una camino en el que nunca llegarás a ningún destino final, ya que nunca se deja de crecer, pero si es cierto que cada día realizas tu andadura de forma más fácil, placentera y feliz.

Por tanto, vamos con el tema de hoy que no es otro que el de nuestro estado de ánimo. El estado de ánimo es muy fluctuante. Hay personas que tienen una autentica montaña rusa, con picos placenteros y de euforia y picos de desanimo y depresivos.

Somos el resultado de muchas cosas, y por supuesto también de nuestras emociones. Nuestro estado de ánimo podríamos decir que es nuestro nivel de felicidad que tenemos en cada momento. Tomar consciencia de cual es nuestro estado de ánimo y el porqué del resultado de este, es vital para poder cambiar nuestra vida en cualquier momento.

Por eso hoy vamos a hablar de 5 factores que influyen directamente en tu estado de ánimo.

Estos 5 factores son;

1.- El estado físico.

El primer factor es el estado físico. Sin salud no hay felicidad, sin salud tampoco podemos tener un estado de ánimo satisfactorio y positivo.

Es primordial que intentemos tener un buen estado físico. El estar bien físicamente proporciona de forma directa el estarlo también de forma mental. Detrás de cada mal estado físico hay una frustración, hay una carencia, hay una tristeza ocasionada por algo.

Se trata de una pescadilla que se muerde la cola, el estado físico no nos permite tener un buen estado mental y el estado mental no nos permite tener un buen estado físico.

Por eso, la forma más efectiva de romper con esta espiral es la de tener la voluntad de mejorar nuestro estado físico para poder derrumbar nuestras limitaciones en el estado mental.

No se trata de correr la maratón de Nueva York, pero si se trata de hacer ejercicio físico para activar nuestro cuerpo y nuestra mente. Solo así podremos ser capaces de cambiar nuestra química interna que nos tiene con un estado de ánimo que solo nos produce infelicidad.

2.- La Personalidad.

El segundo factor a tener en cuenta para nuestro estado de ánimo es nuestra personalidad. Si nuestro estado de ánimo no es bueno pero nos aferramos a la frase de “yo soy así” jamás cambiaremos nuestro estado de ánimo.

En nuestro estado de ánimo influye de forma directa nuestras limitaciones y nuestras frustraciones, si por ejemplo soy tímido y me cuesta relacionarme, o por ejemplo mi talante no es el adecuado con los demás y me cuesta tener una vida social normal y conseguir objetivos personales o profesionales, esto y cosas como estas dinamitan mi estado de ánimo.

Es bueno mantener nuestra identidad, pero si tu personalidad por muy tuya que sea no es la adecuada para convivir en armonía con los demás y contigo mismo serás entonces un buen candidato a frustraciones y a dañar de alguna forma tu estado de ánimo.

No se trata de cambiar tu personalidad, se trata de tomar consciencia de ella y que la mejores. Aunque una cosa… Si tienes una “mierda” de personalidad lo mejor es que tomes consciencia de tu problema cuanto antes y la cambies.

3.- Calidad del sueño.

El tercer factor que influye directamente con tu estado de ánimo es la calidad del sueño, y no hablo de cantidad sino de calidad. Tener una buen calidad de tus horas de sueño es fundamental para iniciar las mañanas con un buen estado de ánimo.

No podemos querer tener un buen estado de ánimo y estar cansados por no haber tenido un buen descanso. Como comentamos en el primer factor a tener en cuenta es importantísimo nuestro estado físico. El descanso permite tener dicho estado.

Cada día que nos levantamos sin el descanso óptimo tenemos que remontar mentalmente nuestro estado de ánimo para poder al menos coger la velocidad crucero que nos permita desarrollar nuestras funciones diarias de la mejor forma posible. Por tanto, dale importancia al descanso para tener un estado de ánimo desde primera hora óptimo sin necesidad de tener que hacer el esfuerzo cada mañana de cambiarlo para afrontar cada día.

4.- Actitud ante las cosas.

El cuarto factor es el de la actitud que tenemos ante las cosas. Lo he comentado en este blog muchas veces, pero no te olvides de esto; la predisposición que tenemos ante las cosas determina el resultado.

Como dice Marianne Williamson, “si piensas que algo no es lo suficientemente bueno nunca lo será, pero si piensas que algo es maravilloso, cada vez será mejor”. Si comparamos continuamente nuestra realidad con nuestras expectativas vivirás frustrado eternamente.

La predisposición que tenemos ante las cosas determina nuestro estado de ánimo, y lo que es lo mismo, nuestro estado de ánimo predetermina también nuestra actitud ante las cosas. Por eso, es importante ser conscientes cuál es nuestra actitud ante las cosas. Solo es cuestión de preguntártelo a ti mismo.

5.- El diálogo interno.

El quinto y último factor que hoy destaqué como influyente en tu estado de ánimo es el de tu diálogo interno. La importancia de tomar consciencia de lo que tu voz interior te cuenta es fundamental para poder cambiar o dominar tu estado de ánimo.

Ya sabemos que tu voz interior siempre tiene una argumentación para protegerte. Pero desde esa coartada narrativa de que busca lo mejor para ti, en realidad y por regla general solo te produce estados de ánimo negativos que hunden tu estado emocional y te alejan de tus objetivos.

Toma consciencia de tu dialogo interno y serás el dueño de tu estado de ánimo y de tu vida.

¡Queridos amigos del blog! Ten en cuenta estos 5 factores que inciden de forma directa en tu estado de ánimo. El estado de ánimo va de la mano de tu felicidad. Nadie puede ser feliz con un estado de ánimo por los suelos.

Presta atención a tu estado físico, modifica o vence aquellos rasgos de tu personalidad que son una barrera para tus logros, mejora la calidad de tus horas de sueño, ten siempre la mejor actitud ante las cosas y por último toma consciencia de tu dialogo interno.

El estado de ánimo no es fácil de controlar pero si pones atención a estos 5 factores, quizás podrás quemarte alguna vez, pero sin duda tendrás cogida la sartén por el mango.

Feliz semana!!!!