La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

5 HÁBITOS PARA UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO

Queridos amigos del blog!!

Una vez más nos disponemos a mostrarte alguna herramienta o consejo que te ayude a ser tu mejor versión. Si nuestra mentalidad no es esta, la de intentar ser nuestra mejor versión, estaremos entonces abocados a la mediocridad. Y en este estado no podremos encontrar nunca la felicidad.

Somos el resultado de nuestros hábitos, pero a su vez nuestros hábitos son el resultado de nuestro pensamiento. Lo que pensamos, lo que nos contamos a nosotros mismo desde esa voz interna que a veces es nuestro mayor enemigo, eso, son también hábitos.

Por eso, debemos de ser conscientes de cuales son nuestros hábitos de pensamiento y si detectamos que no son los correctos debemos entonces corregirlos para que estos nos lleven a conseguir esa vida que queremos.

Algunas veces, tras alguna charla, conferencia o cualquier otro acto en el que participo, siempre tenemos la oportunidad de conversar con los participantes de manera más informal al terminar. Es entonces cuando muchos de los asistentes me comentan algo así como… “que suerte que tengas esta mentalidad tan buena que te haga ser tu mejor versión” y es entonces cuando les contesto… “Las herramientas o consejos que os muestro en estos actos no son el fruto de un don innato de perfección, sino todo lo contrario… Es el resultado de mis propias limitaciones que he intentado y sigo intentando vencer, y os hago participes de mi experiencia para que superéis obstáculos que yo ya he vencido y que os pueden ayudar a que vosotros lo hagáis también de forma más fácil”.

Por tanto, simplemente soy una persona que el único mérito que tengo es el de haber sido consciente de mis limitaciones y haber indagado en mi mundo interior y en mi mundo exterior para superarlas. Después lo comparto con los demás para que superen esas mismas barreras que yo he superado pero de forma más fácil y por una formula probada.

Quería aclarar esto, ya que a veces desde este blog, desde cualquier red social, o desde cualquier taller, conferencia, etcétera parece que soy una persona con una mentalidad superdotada o exitosa, pero mi aportación a ti es por todo lo contrario, por ser débil en muchos aspectos y haber cultivado una mentalidad de crecimiento que venciera esas debilidades.

Por eso, hoy queridos amigos, quiero hablaros de 5 hábitos que te pueden ayudar a tener una mentalidad de crecimiento. Tener este tipo de mentalidad te ayuda y te empodera para conseguir entre otras muchas cosas una vida más acorde a tus deseos.

Vamos con esos 5 hábitos que hoy te quiero mostrar:

Buscar nuestras oportunidades y no esperarlas.

El primer hábito que tienes que intentar instaurar en tu vida para conseguir una mentalidad de crecimiento y en definitiva una vida de crecimiento y evolución es el de buscar tus propias oportunidades y no esperar a que la vida de las ofrezca.

Esperar que a vida nos presente las oportunidades, es como esperar que nos toque la lotería. Es posible que esto ocurra pero es principalmente improbable. Por eso debemos de buscar, promover y generar nuestras propias oportunidades.

La vida nos puede proporcionar algún momento de suerte, pero por regla general la suerte que creemos de muchas personas y que vemos desde fuera, es un iceberg del que solo vemos la punta del éxito, pero que por debajo de la línea de flotación, esa parte que no se ve, hay mucho esfuerzo, mucha dedicación, y hay mucha búsqueda de oportunidades. No pensar así y achacar el éxito de los demás a un simple golpe de suerte es una burda manera de justificar tu inacción.

Alejarse de las personas negativas

El segundo hábito que tienes que poner en marcha es el de alejarte de las personas negativas. Todos los que me conocéis sabéis la importancia que le doy a todas las personas, pero no podemos dejarnos influenciar por personas que en vez de sumar en nuestra vida en realidad lo que hacen es restar.

Ya sabéis que somos la media de las 5 personas con las que más nos relacionamos. Por tanto, debéis analizar qué tipo de personas son estas y ver objetivamente que os aporta cada una. Esto no quiere decir que no volvamos a relacionarnos con ellas, pero sí quiere decir que tomemos consciencia que es lo que nos inculcan y qué es lo que esto aporta a nuestra vida.

Recuerda que no interpretamos la realidad tal como es, sino tal como somos. Son personas negativas porque no son capaces de ver la vida de otra forma. No te contamines de este pensamiento.

Aprender de errores propios y ajenos

El tercer hábito es el de analizar errores propios y ajenos. Esta es la mejor forma de aprender y evolucionar en la vida. Si tomamos consciencia de los errores, cuánto más fallemos más aprenderemos y por tanto, más cerca estaremos del éxito determinado que queramos conseguir.

La mayoría de personas volvemos a cometer los mismos errores. ¿no tiene lógica verdad?. Lo hacemos porque no hemos analizado qué es lo que nos hizo fallar, por tanto no analizar esto no nos permite aprender la lección. Analicemos nuestros errores y no volvamos a cometerlos. Cometeremos otros, pero no los mismos.

También es importante ver y analizar los errores que han cometido las demás personas para no cometerlos nosotros. Este blog es un ejemplo, la mayoría de consejos que en este blog se dan, son consejos basados en el experiencia de mis propios errores. Aprovéchate de mi error para no cometerlo tu también. Te posibilito un buen atajo a tus objetivos, no lo ignores.

Enfocar en objetivos grandes

El cuarto hábito es el de enfocarte en objetivos grandes. Siempre digo que no se pude ser mediocre soñando. Si enfocamos en objetivos grandes, aún no consiguiendo el 100% del objetivo habremos conseguido algo grande.

Esto no quiere decir que tengamos objetivos intermedios que marquen nuestra hoja de ruta hacia el gran objetivo. Pero en el horizonte debe haber siempre algo grande.

Debes tener en cuenta que un objetivo grande nos permite tener un objetivo a largo plazo que nos mantenga en esa mentalidad de crecimiento que estamos buscando.

Ser consciente de nuestras excusas

El quinto y último hábito es el de ser conscientes de cuál son nuestras excusas que nos impiden entrar en esa mentalidad de crecimiento. Detrás de cada excusa hay miedos y justificaciones para así evadirnos de nuestra responsabilidad.

Nuestra voz interna nos argumenta justificaciones para hacernos sentir bien cuando no afrontamos cualquier reto. justificaciones por miedo al fracaso, por miedo a salir de nuestra zona de confort o por el simple hecho de que no hacer nada nos deje sin ningún tipo de temor.

Recuerda que no hacer nada es la mejor forma de no evolucionar, nadie evoluciona si no toma acción sobre algo. Nuestras excusas son nuestra mayor barrera ante la evolución, la buena noticia es que solo depende de nosotros el poder cambiarlo.

Queridos amigos del blog!!!

Sin evolución, sin crecimiento no hay vida que merezca la pena. Solo cuando crecemos en cualquier área de nuestra vida sentimos la satisfacción de la realización.

¡Recuerda! Si estás esperando oportunidades lo más seguro es que no lleguen por tanto ve tu a por ellas, aléjate o no tomes en cuenta esas personas negativas que no te ayudan a crecer, aprende de los errores tanto propios como ajenos, pon tu foco en objetivos grandes y por último se consciente de las excusas que te argumenta tu voz interior para no afrontar retos que son necesarios para tu evolución.

Feliz semana!!!