La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

  LA TRIADA DEL ÉXITO LABORAL

Queridos amigos del blog!!

Gracias de antemano por tener una nueva entrada a este blog de crecimiento personal y profesional. Espero que te aporte valor este nuevo post. Espero de corazón que tomes consciencia de lo que aquí ponemos hoy. Quizás sea lo que necesitas en estos momentos o quizás sea lo que necesita saber alguna persona cercana a ti. Si es así compártelo y hazle llegar esta información.

Hoy vamos a hablar de la triada del éxito laboral. Nos han inculcado desde siempre que para tener éxito laboral debemos ser muy inteligentes, tener muchos conocimientos técnicos, curriculums con muchos títulos a ser posibles de grandes universidades, etc…

Os puedo asegurar que esto ayuda, todas estas cualidades si se tienen pues mucho mejor, pero después de 24 años como director de RRHH os aseguro que no es determinante tener este tipo de cualidades para tener éxito laboral.

Las empresas están llenas de excelentes expedientes académicos que no han tenido éxito laboral. Entendiendo el éxito laboral como personas que han conseguido puestos de liderazgo con la oportunidad de liderar proyectos y personas hacia un objetivo, con salarios acordes a esa responsabilidad y siendo felices con lo que desarrollan. Para mi creo que esto es tener éxito laboral. El concepto de éxito laboral es muy subjetivo, pero creo que al menos estas tres características deben de existir para considerarlo éxito. Recuerda, capacidad de autonomía para liderar, salario acorde a la responsabilidad, y ser feliz con lo que haces.

Por todo esto, hoy quiero hablar de lo que se denomina el triángulo del éxito. Es un triángulo con una cualidad que debes tener en cada vértice. Si logras unir estos tres vértices todo lo que queda dentro del ese triángulo que formas, es tu éxito laboral. Toda el área de ese triangulo es tu posible zona de realización personal y profesional.

Vamos con estas 3 cualidades que te posibilitan el éxito.  

1.       Las buenas relaciones.

Una persona que no sabe hacer buenas relaciones es muy difícil que tenga éxito, porque el éxito es el resultado de una interacción humana y si yo no sé interactuar de forma sana, si no tengo buenas relaciones, mi éxito, mi satisfacción, mi realización y mi prosperidad se van a ver seriamente comprometidas.

Una persona con excelentes relaciones siempre encontrará en quién apoyarse, siempre encontrará quién le sirva y a quién servir, y tendrá un círculo de interacción social a su alrededor bastante rico.

La primera herramienta para hacer relaciones se llama Respeto. Y no me refiero a ser educado en las formas, eso por supuesto también, me refiero al respeto a las personas en sus creencias, en sus ideas, en sus planteamientos, en sus costumbres… en todo. ¿Cómo lo respeto? porque jamás los critico, jamás los agredo, jamás los juzgo, jamás los condeno… por ninguna razón.

Si no consigues el vértice de las buenas relaciones jamás tendrás éxito.

2.       El servicio.

Cada persona tenemos la oportunidad de servir, no hay nadie que no la tenga. Pero no todo el mundo está dispuesto a hacerlo. Hay quien simplemente va a trabajar y es totalmente lícito, pero no deberían después quejarse por su falta de éxito.

Es imprescindible aprender a servir. Trabajar y servir es lo mismo que ir a cumplir o ir a darlo todo. Servir es aportar a ti mismo y a los demás lo mejor de ti en cada momento. Es hacer tu trabajo lo mejor posible. No necesitas ser el que más sabes, solo necesitas intentar hacerlo lo mejor que puedes. No se puede pretender liderar sin servir. No se puede tener éxito laboral sin servir tampoco. Cómo podéis imaginar, algunas de las patas del servicio son el compromiso y la actitud. Tener inculcada y aplicar la cualidad del servicio es tener el segundo vértice del triángulo del éxito.

 

3.       La especialización.

Cuanto más y más amplios conocimientos tenga una persona mucho mejor será para él y para la empresa. Pero solo los conocimientos, solo el tener una gran cultura no posibilita el éxito laboral.

Antiguamente un título universitario lo presuponía todo, el conocimiento, el compromiso, incluso la actitud, pero hoy las empresas están repletas de universitarios que no encuentran la puerta del éxito laboral. Por eso, quiero haceros saber desde mi experiencia cuál es el tercer y último vértice que posibilita el éxito laboral. No es otra que la cualidad de la especialización. Necesitas especializarte y ser muy bueno en algo, si puedes, intenta ser el mejor. Si logras ser muy bueno en algo no solo disfrutarás mucho con lo que haces, sino que tu éxito laboral tiene casi todas las posibilidades de que se haga realidad.

Queridos amigos del blog!!

Comprueben por ustedes mismo que es lo que ocurre cuando juntas estas tres cualidades que hoy te muestro. Pon mucha atención en fomentar las buenas relaciones, sin buenas relaciones jamás estarás en disposición de liderar nada. Pon mucha atención a cuál es tu servicio, lo que aportas a los demás. Recuerda que se trata de dar lo mejor de ti en cada momento y a cada persona. Por último, enfócate en intentar ser muy bueno en algo. Si eres muy bueno en algo y lo juntas con las buenas relaciones y la verdadera vocación de servicio tu éxito está asegurado.

Feliz semana!!!