La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

LAS “3 D” POR LAS QUE TRABAJAMOS

Queridos amigos del blog!!!

Una semana más nos encontramos ante una nueva entrada de este blog de crecimiento personal y profesional. Gracias por entrar y dedicar entre 5 y 7 minutos a leer este contenido que podrá o no podrá aportarte valor pero que sin duda lo realizo desde el corazón para intentar aportarte algún tipo de ayuda en cualquiera de las áreas de tu vida.

Valoro mucho tu presencia aquí, vivimos de forma frenética y aunque sean solo 5 minutos, no es fácil que tus elecciones sean para leer, pudiendo entretenerte con algo mas divertido que no necesites pensar, como ver videos en Tictok de personas comiendo o bailando. Yo también quedo hipnotizado por este tipo de contenido, esto no es una crítica, es solo una realidad. Por eso, a ti que entraste hasta aquí, muchas, muchas, muchas gracias.

Hoy vamos a hablar de satisfacción laboral. ¿Cuántas de las personas que conoces son felices en su trabajo? ¿Cuántas cambiarían de trabajo si pudieran? ¿Qué nos hace estar contentos en nuestros trabajos?… Podríamos seguir haciéndonos infinitas preguntas de este tipo, pero como he comentado se trata de no quitarte mucho tiempo.

Hoy quiero hablaros de “3 D” por las que trabajamos, Dinero, Desarrollo y Diversión. A lo largo de nuestra vida laboral la importancia que le demos a cada una de estas tres “D” son vitales, pero no siempre somos consciente de ello.

Es importante saber en que etapa nos encontramos y que prioridad estamos dando a estos tres aspectos que hoy os comento. Por eso vamos a intentar mostraros mi reflexión en estos tres aspectos para que puedas también hacer lo mismo, y en función de esto evalúes como estas actuando y como podría actuar si fuese necesario.

Por tanto, vamos con estas tres “D”

DINERO

La primera “D” es la “D” de dinero. No hay duda de que todo el mundo trabajamos por dinero. Pero también es cierto que esta primera “D” de la que hablamos no tiene la misma importancia en todas las facetas de nuestra vida.

El dinero que es el principal factor por el que trabajamos, pero también puede ser tu mayor trampa vital. Muchos jóvenes son cautivados por el dinero y no se dan cuenta que quizás ese dinero es el asesino de su sueño. Ganar un determinado dinero en edad temprana, sin cargas familiares y sin demasiadas responsabilidades, hace a muchos jóvenes acomodarse y no perseguir algo mayor. Para cuando se dan cuenta han perdido el tren, no han evolucionado lo suficiente profesionalmente para poder dar un salto en su desarrollo profesional y se quedan estancados en una mediocridad de la que no es fácil salir.

Por el contrario, cuando ya no eres joven, aunque el dinero siempre es importante, quizás no sea el factor fundamental por el que trabajas, y es entonces cuando quizás tome más protagonismo algunas de las siguientes “D” de las que vamos a hablar ahora como es el desarrollo o la diversión.

Por último, un mensaje para los jóvenes. Como he comentado el dinero es uno de los asesinos de sueños, otros dos asesinos de sueños, es la impaciencia y la opinión de los demás. Por favor, no olviden esto.

DESARROLLO

La segunda “D” es la “D” de desarrollo. Como siempre os comento la vida es desarrollo y evolución, si no evolucionamos en todas las facetas de nuestra vida, quizás entonces la vida pierde un poquito de aliciente.

Por eso, el aspecto del desarrollo es tan importante. El constatar que nuestro desempeño nos permita desarrollarnos, es una de las cosas que nos hace que nuestro trabajo sea atractivo para nuestros intereses. Es en esta circunstancia cuando damos cabida a la realización profesional.

Por tanto, como anteriormente comentaba, cuando somos jóvenes deberíamos dar más importancia a nuestro desarrollo profesional que al dinero que ganamos. Desde mi punto de vista es mejor ganar menos dinero cuando somos jóvenes y empezamos en el mundo laboral, pero por ejemplo a cambio de esto tener la oportunidad de trabajar en una empresa o junto a un líder que me enseñe y me aporte un valor que pueda utilizar en el futuro gracias a ese desarrollo que me posibilita esa persona o esa empresa.

DIVERSIÓN

La tercera y última “D” de la que quiero hablar es la “D” de diversión. Los trabajos están llenos de problemas, de dificultades, de conflictos, etc. Por eso, no quisiera que tomásemos la palabra diversión desde un prisma equivocado.

Por tanto, quisiera que tomásemos el concepto divertirnos como un trabajo que a pesar de todas las dificultades y de días difíciles, sea un trabajo que nos aporte valor personal y profesional. Emociones contrarias a la diversión como aburrirnos o incluso sufrir son emociones que destrozan nuestra felicidad.

Cuando dejamos de divertirnos en un trabajo y solo vamos a él por dinero es difícil dar nuestra mejor versión. Si no te diviertes pon fecha de caducidad a ese trabajo. Solo te merecerá la pena de forma temporal si te aporta las otras dos “D”, dinero y desarrollo. Si no te aporta esto sal de ahí cuanto antes o te parará factura.

Queridos amigos del blog!!

Hoy hemos hablado de los conceptos de dinero, desarrollo y diversión. Analiza en que faceta de tu vida estás y cuánto te está aportando tu trabajo con respecto a estos tres conceptos. Cuando tu momento vital está alineado con estos conceptos todo es fantástico, por el contrario, si hay un desequilibrio entre tu momento vital y alguno de estos conceptos toma medidas cuanto antes porque estás poniendo en juego muchas cosas, pero principalmente tu felicidad.

Feliz semana!!!