La calidad de tu vida depende de la calidad de tus relaciones

 VALORES QUE APORTA EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

Queridos amigos del blog!!

En el post de hoy y estando a menos de una semana de Navidad he creído que sería un buen tema para reflexionar, lo que inspiran los valores navideños en todas las personas. Creo que todos somos conscientes de qué sensibilidades afloran en estas fechas y de eso me gustaría hablar hoy.

¿Qué sería de nosotros y de nuestras vidas si todos los dias del año afloraran valores navideños? ¿Qué sería de nuestro día a día si las personas fuésemos conscientes de cómo somos y cómo actuamos con los demás?

Una de las cosas más difíciles que hay en la vida es relacionarse de forma eficaz con las demás personas. De la calidad de nuestras relaciones, dependerá la calidad de nuestra vida. Cuanto más ágiles seamos relacionándonos, mejor fruto sacaremos de esas relaciones.

No tengo ninguna duda de que si nos relacionásemos todo el año con los valores y actitudes con los que nos relacionamos en navidad, nuestras vidas serían mejores y sobre todo más felices.

Vamos con estos valores de los que quiero que tomemos consciencia;

 

1. Generosidad y Solidaridad:

La Navidad tiende a inspirar un espíritu de generosidad y solidaridad. Muchas personas se sienten motivadas a ayudar a los demás a través de donaciones, actos de servicio o simplemente compartiendo su tiempo y recursos.

¿Os imagináis cómo sería nuestro ámbito laboral y nuestra vida en general si esa generosidad y esa solidaridad se plasmase todos los dias del año? La cooperación, el trabajo en equipo, la complementación de los miembros de esos equipos, todo esto y muchas otras actitudes ayudarían a conseguir las cotas más altas en todo lo que hiciéramos.

2. Compasión y Empatía:

La temporada navideña fomenta la compasión y la empatía hacia aquellos que pueden estar pasando por momentos difíciles. La sensación de unidad y conexión con los demás se fortalece durante esta época del año.

En nuestro día a día hay muchas circunstancias donde si enfocásemos desde la compasión y la empatía nos ayudaría a ver desde otro prisma aquello que nos ocurre.

Voy a intentar poner un ejemplo… Imaginemos un jefe o jefa tóxica que hace la vida imposible a sus colaboradores. Si las personas tuviésemos la capacidad de ver esa situación desde el prisma de la compasión y la empatía estoy seguro, por experiencia propia lo digo, que nuestro sufrimiento se reduce.

No es fácil ver desde la compasión y la empatía a esa persona que nos fastidia a diario en todo lo que hace. ¿Pero qué pasa si pienso realmente que son personas dignas de compasión? Debemos darnos cuenta de que en realidad son personas taradas, que son así porque no saben ser mejores, porque pagan con los demás sus frustraciones, porque en realidad su vida o mejor dicho como la interpretan no les permite ser mejores personas.

Cada acción que realizamos viene ocasionada por una interpretación de lo que ocurre. Cada interpretación viene ocasionada, por una vivencia, por una experiencia, por un juicio, etc.  Por tanto, si actúan así seguramente tiene que haber algo terrible que les obliga a ello, aunque no sean conscientes.   

 

3. Reflexión y Gratitud:

La Navidad a menudo invita a las personas a reflexionar sobre el año que ha pasado, recordar las bendiciones recibidas y expresar gratitud por lo que tienen en sus vidas.

Si fuésemos reflexivos y practicáramos la gratitud cada día del año todo cambiaría. Si por ejemplo, cuando nos quejamos de nuestro trabajo tuviésemos la habilidad de agradecer que lo tenemos y a la vez darnos cuenta de que mucha gente no puede decir lo mismo, quizás la visión de nuestro trabajo cambiaría.

Y seguro que podríamos tener un trabajo mejor, pero para cambiar eso no sirve la queja, lo que sirve es ponerse en marcha para hacer aquello que tienes que hacer que te permita cambiar de trabajo.

 

4. Reconexión Familiar y Social:

La temporada navideña suele ser un momento en el que las personas buscan reconectar con sus seres queridos. Esto puede contribuir a fortalecer relaciones familiares y amistosas, proporcionando un sentido de pertenencia y apoyo.

Si hiciésemos los mismo cada día, con nuestros colaboradores, con nuestros clientes o proveedores, conseguiríamos relaciones más fructíferas. Pero tambien relaciones más felices.

Llevarse bien, solo depende de querer llevarse bien. Es simplemente una voluntad.

 

5. Esperanza y Renovación:

La Navidad simboliza la esperanza y la renovación. Para muchas personas, representa la posibilidad de un nuevo comienzo y la oportunidad de dejar atrás las preocupaciones del pasado.

Tener los valores de la esperanza y la renovación en el mundo laboral es primordial. Tener esperanza es la fuerza para poder remontar cuando las cosas no van bien y todos sabemos que el mundo laboral a veces son verdaderas travesías de desierto. Tener espíritu de renovación es evolucionar, es avanzar, es crecer. Cómo dice el dicho, renovase o morir. 

 

6. Valores Espirituales:

La Navidad es una época en la que se celebran y enfatizan valores espirituales como el amor, la paz, la compasión y la tolerancia. Estos valores pueden tener un impacto positivo en la mentalidad y el bienestar espiritual de las personas.

En las empresas y con los compañeros de trabajo pasamos en la vida más tiempo que con nuestra familia, ¿cómo serían nuestros resultados y nuestras emociones si primasen valores como el amor, la compasión o la tolerancia? Creo que no hace falta responder esta pregunta.

Queridos amigos del blog!!

El espíritu navideño saca lo mejor de cada uno de nosotros, además es algo que se contagia. Sin darnos cuenta estos dias nos contagiamos al ver actuar a nuestras personas de alrededor. Es tan contagioso como la pandemia que recientemente hemos vivido. Se contagia con un abrazo, con un alago, con un reconocimiento, incluso con una simple sonrisa.

No necesita test de antígenos, ni pruebas PCR, solo necesitas mirar a los ojos de la otra persona para saber quien tiene este bonito virus. Por favor, tomemos consciencia de esto que hoy hemos hablado.

Aprovecho queridos amigos para desearos una feliz Navidad y para recordaros que los valores que palpamos estos días pueden estar presentes todo el año. ¡Solo hay que querer!

Feliz semana a todos.!!